Lo esencial permanece oculto a la mirada
Lo esencial permanece oculto a la mirada